domingo, 20 de abril de 2008

EL IMPRESIONISMO

EL IMPRESIONISMO
En 1870 un grupo de pintores franceses: Monet, Manet, Renoir, Degas, Sisley y Pisarro cuestionan las técnicas y los temas de la pintura tradicional historicista y se plantean la reconstrucción de las imágenes a través del estudio de la luz y el color aplicados a partir de una superposición de pinceladas cromáticas, en vez de las capas planas.
Desde mediados del siglo XIX se habían desarrollado investigaciones científicas sobre la luz, su descomposición en colores básicos así como la retención de imágenes cinéticas por medio de la fotografía y la cinematografía
Los temas: fragmentos tomados de la continuidad espacial y temporal del mundo real. paisajes naturales, ambiente urbano y vida cotidiana. La mayoría: la naturaleza; Monet y Pisarro la vida social, festiva o nocturna en los boulevards de París
Es un arte ciudadano por excelencia. Descubre a la ciudad como paisaje y ve al mundo con ojos de ciudadano y reacciona ante las impresiones exteriores con nervios sobreexcitados del hombre moderno. La ciudad, la cultura ciudadana, las diversiones ciudadanas, la vida real y los paraísos artificiales son considerados mas atractivos y mas espirituales y llenos de alma que los llamados encantos de la naturaleza. La naturaleza es en si fea. Vulgar, informe y solo por el arte se vuelve agradable. Es un estilo ciudadano porque describe la versatilidad, el ritmo nervioso, las impresiones súbitas, agudas y efímeras de la vida ciudadana
Significa una expansión enorme de la percepción sensorial. Una nueva sensibilidad agudizada. Es el punto culminante de la tendencia dinámica y la disolución completa de la estática imagen medieval del mundo. Es la visión del hombre moderno que concibe toda su existencia como lucha y competición que transforma todo ser en movimiento y cambio y la experiencia del mundo es una experiencia temporal
Predominio del momento sobre la duración y la persistencia. Sentimiento de que todo fenómeno es una constelación pasajera y única una ola del río en la que uno no se baña dos veces. La realidad no es un ser sino un devenir, no un estado, sino un ocurrir. Es la expresión de un momento en el perpetuo movimiento de la existencia, la representación de un equilibrio inestable, siempre amenazado en el juego de las fuerzas contendientes. Se resalta la conciencia, el intelectualismo y la innaturalidad de la cultura
“Disuelve todas las cosas estables y firmemente trabadas en una metamorfosis y presta a la realidad el carácter de lo imperfecto y lo no terminado. La reproducción del acto subjetivo de la percepción en vez del sustrato objetivo del ver, con el que comienza la historia de la moderna pintura perspectivista llega aquí a la perfección. La representación de la luz, del aire, de la atmósfera, la descomposición de las superficies de color en manchas y puntos, la disolución de los colores en valores de expresión atmosféricos y perspectivistas, el juego de las reflexiones de la luz y las sombras iluminadas, el punto palpitante y tembloroso, y la pincelada abierta, suelta, libre, toda la pintura improvisada, con su dibujo rápido, abocetado, el aspecto fugitivo, aparentemente descuidado y el descuido virtuosista de la reproducción, no expresan, en última instancia, otra cosa que el sentimiento de aquella realidad en movimiento, dinámica, concebida en constante modificación, que ha comenzado con la subjetivación de la representación pictórica a través de la perspectiva”
Esta primacía del instante, del cambio y de la casualidad significa, estéticamente expresada, el dominio del estado de ánimo sobre la vida: el que prevalezca una relación con las cosas a la que, aparte de la mutabilidad, le es propio el carácter de arbitrario.
Actitud pasiva ante la vida, asumiendo un papel de espectador receptivo y contemplativo, distanciado sin comprometerse. Es el punto culminante de la cultura estética y es la consecuencia más extrema de la renuncia romántica a una vida práctica activa.
Representa el desarrollo lógico del naturalismo. Las representaciones del impresionismo están más cerca de la vivencia sensorial que las del naturalismo en sentido estricto y sustituyen el objeto del conocimiento teórico por el de la experiencia directamente óptica, de manera más integra.
TEMAS: renuncia a los llamados elementos literarios del tema, a la fábula o la anécdota. Son motivos de paisaje, naturaleza muerta o retrato. Tratamiento de un tema según los tonos y no según el tema.
Es la expresión del sentido antirromántico de la época y ver en ella una desheroización y trivialización de los objetos artísticos.
METODO: Antecedentes plásticos del método: Delacroix descubre la ley de los colores complementarios y la coloración de las sombras y Constable establece la composición de los efectos del color en la naturaleza. La pintura a pleno aire.
Sustitución de la imagen táctil por la imagen visual: traslación del volumen corporal y de la forma plástica espacial a las superficies. A esa reducción a la bidimensionalidad agrega otra: las superficies se reducen a manchas sin perfil: renuncia a la plasticidad y al dibujo, a la forma espacial del objeto y también a la forma lineal.
Acentuación del color: intención de transformar la superficie pictórica en una armonía de luz y color
Representación del color verdadero, no al color “mental” que asociamos con los objetos. El impresionismo representa los verdaderos colores, más alla de los colores conscientes. No es un acto espontáneo sino un proceso psicológico sumamente artificioso y extremadamente complicado.
No muestra los colores como calidades concretas ligadas al correspondiente objeto, sino como fenómenos cromáticos abstractos e inmateriales, colores en si. El color del fuego pierde su brillo, el de la seda sus reflejos, el del agua su transparencia
La primera exposición colectiva de los impresionistas se realiza en 1874, pero sus comienzos datan de veinte años antes.
Alrededor de 1886 termina se disuelve el impresionismo como movimiento de grupo compacto, luego de su octava muestra colectiva. Comienza un nuevo período postimpresionista que dura hasta 1906, año de la muerte de Cezzane.
Las otras artes, como la literatura y la música empiezan a adoptar el método impresionista: impresiones atmosféricas, especialmente el efecto de la luz, el aire y la claridad cromática son reproducidos eo otras artes. Se habla de un estilo “pictórico” de la poesía y de la música.
El impresionismo no es un arte plebeyo, sino mas bien un “estilo aristocrático”: elegante y espiritual, nervioso y sensible, sensual y epicúreo, encaprichado con lujos y rarezas, que partía de estrictas vivencias personales de soledad y aislamiento. Pero es creación de artistas que proceden no solo de gran parte del pueblo y la pequeña burguesía sino que se preocupan menos de problemas intelectuales y estéticos. Son mucho mas “artesanos y técnicos”.
Pero también hay miembros de la burguesía entre sus filas: Monet, Bazille, Merthe Morisot y Cézzane son hijos de gente rica. Degas es de origen aristocrático y Toulouse-Lautrec es de la alta aristocracia.
LITERATURA: el impresionismo en literatura es un fenómeno menos perfilado. Sus comienzos se confunden en el naturalismo y posteriormente adopta el estilo del simbolismo. Sus figuras son Verlaine y Mallarmé y Baudelaire, el precursor de la poesía simbolista y creador de la lírica moderna.

Hauser, Arnold. Historia Social de la Literatura y el Arte.